Gugaz Lankidetzan 2011 – Somoto, Nicaragua

3

Vídeo final realizado por Ana, Irati y Jon

Informe final sobre el proyecto realizado en Somoto, Nicaragua

View this document on Scribd

Días 28,29,30 y 31. ¡Bienvenidos al paraíso!

Días 26 y 27. Como en casa

La mañana comenzó pronto y con prisas… Teníamos que agarrar un bus hacía Managua, a unas horas en las que casi ni había amanecido. A ello, había que añadir que nos despedíamos ya de Somoto y de la familia. Con este trajín de emociones, más fuertes en unos que en otros, salimos corriendo al bus acompañados de Marvin, nuestro padre somoteño. Gracias a él, no perdimos el autobús, ya que pudo parar un carro que nos acercó rápidamente a la parada de autobuses. Ya en el autobús, intentamos relajarnos y hacernos a la idea de que ya no volveríamos a Somoto…

Por fin llegamos a nuestro destino pasajero, Managua. Allí, como siempre, nos estaba esperando Aitor. Él era el que nos iba a prestar su casa para dejar las maletas en nuestra semana de tour con destino el Caribe. Como hasta la tarde no teníamos que agarrar nuestro bus hacia “El Rama”, dedicamos el día a visitar de nuevo el mercadillo, nuestras ansias de consumismo no se acaban nunca… También pudimos ver otra de las tan típicas multitudes de Managua. Ese día se celebraba una festividad religiosa, en la que sacaban al santo en procesión. Y con ello, otros tantos nicas salían a verlo y emborracharse. Como el ambiente no nos gustó demasiado, decidimos agarrar un taxi e ir a nuestro lugar favorito: la tasca Kiko. El taxista que nos llevó, resultó ser un gran descubrimiento, y desde ese momento, cada vez que necesitábamos un taxi acudíamos a él ¡Era como tener chofer privado!

Llegó la hora del autobús hacia “El Rama”, y fue nuestro nuevo amigo el que nos acercó hacia la parada. Era un viaje nocturno, ya que el bus salía a las 6 de la tarde, recordamos que a esa hora en Nicaragua ya es noche profunda. La hora de llegada estaba estimada a las 12 de la noche, y tal como habíamos quedado, allí estaba esperándonos Samuel Mejía, nuestro contacto en “El Rama”. Él nos había buscado el alojamiento, y tras quedar para la mañana siguiente nos fuimos a descansar, que ya lo necesitábamos.

Llegó la mañana y con ella Samuel. Iba a ser un día intenso, porque nos tenían preparadas un montón de actividades. Para empezar, Samuel nos hizo un tour en coche por el pueblo, para que nos familiarizásemos con el lugar. Luego estuvimos en su despacho, donde nos ofrecieron de desayunar, y donde tuvimos la ocasión de hablar tranquilamente y organizar las actividades de los siguientes días. A media mañana nos llevó a ver la universidad dónde estudian varios de los becados por el proyecto solidario del año pasado. Allí, por casualidades de la vida, pudimos conocer al rector de la universidad, que nos estuvo contando el funcionamiento de la universidad y los problemas que tenían. Ya se acercaba la hora del almuerzo y Samuel nos llevó de nuevo a la oficina, dónde nos estaban esperando varios de los chavales becados, además de dos chicas españolas que están haciendo un trabajo de cooperación, que consiste en ver cómo funciona el sistema de microcréditos. Con todos ellos comimos y pudimos pasar un buen rato.

Por la tarde, y todos juntos, fuimos a visitar la comunidad de “El recreo”, dónde pudimos cruzar un puente colgante bastante impresionante, y dónde vimos diferentes cultivos de cacao, café… En la vuelta hacia “El Rama”, los chavales iban poco a poco despidiéndose, quedándose en sus lugares de residencia. Ya en el Rama, y con uno de los chavales, pudimos conocer la realidad de las picapedreras, mujeres que se pasan todo el día picando piedra solamente con la ayuda de un martillo. Fue muy duro, ya que ver a las familias enteras haciendo esa labor impresionaba, además en el lugar solamente se oía el ruido del martillo picando la piedra, por lo que todavía impactaba más. También pudimos subir al cerro, desde el que obtuvimos una increíble panorámica de “El Rama” y sus alrededores.

Llegaron las 6:00 de la tarde, y teníamos cita con Samuel en la radio, por ello, tras despedirnos del chaval que nos había acompañado tan amablemente, nos dirigimos hacia allí. La radio fue muy divertida y dinámica. Además, Samuel, que era el que llevaba el programa, nos regalo un libro de chistes Nicas, que contaba durante el programa. En la radio hacia de todo a la vez, hablaba con nosotros, contaba chistes, respondía llamadas telefónicas… ¡un crack! Finalizó el show y Samuel nos llevó a cenar a un restaurante recomendado. Allí se despidió de nosotros, ya que el próximo día partíamos hacia el Caribe. Por ello, tras cenar, fuimos a dormir, porque había que madrugar y todos estábamos ansiosos porque llegara el siguiente día.

Pues eso es todo, simplemente agradecer el recibimiento que nos dieron en “El Rama”, tanto Samuel como los becados, que tuvieron que hacer un gran esfuerzo para poder estar con nosotros. Desde aquí volvemos a agradecerles todo lo que hicieron, y les animamos a que sigan estudiando.

Y con este consejito nos despedimos hasta la próxima crónica.

 

Día 23. Aventura Nicaragüense

No un adiós sino un hasta luego

El equipo de copulantes, con un estado de ánimo totalmente depresivo ultima sus horas en Nicaragua, más concretamente en la acogedora casa de Aitor y Silvia. Son ellos los que se han ofrecido para darnos cobijo y comida durante estas tensas horas de hacer maletas y volver a pensar en la vuelta.

Durante estos días hemos estado ausentes ya que en el paraíso caribeño no disponíamos de cobertura móvil ni internet.

Ha sido un mes intenso y, por ello, queremos dar las gracias de nuevo tanto al Ayuntamiento de Güeñes, como a Gugaz, a la Residencia de ancianos de Villasana de Mena y a toda la gente que nos ha seguido durante toda nuestra estadía en este maravilloso país. Como bien nos ha comentado Mari Jose, nos llevamos un equipaje que viajará con nosotros hasta el fin. Un viaje que ha marcado un antes y un después en nuestras vidas.

Aprovechamos también para informaros que durante esta semana colgaremos todas las entradas que tenemos pendientes así que… no os desenganchéis!!!

AVANCE INFORMATIVO 3

Como todo empieza, todo se acaba y nuestro paso por Somoto ha llegado a su fin. Después de estar dos días de continuas despedidas y una mezcla extraña de sensaciones y sentimientos nos encontramos en Managua en casa de nuestro querido Aitor. Aquí esperaremos a retomar nuestro viaje hacia El Rama donde visitaremos a nuestros estudiantes becados y donde permaneceremos hasta el miércoles. De allí partiremos hasta Corn Island pasando por Bruefields para finalizar nuestra estancia en Nicaragua. Aprovechamos la ocasión para volver a agradecer a nuestro Ayuntamiento, al servicio juventud Gugaz y a todos los que hasta ahora nos habéis seguido en el blog. Además a todas las personas que nos han hecho aquí la estancia mucho más fácil y con las que hemos podido compartir un montón de experiencias que nunca olvidaremos y que guardaremos en nuestros bolsillos repletos de sentimientos encontrados. En especial nuestra familia nicaragüense, a nuestra amatxu Marylú, a nuestros abuelillos y abuelillas, a la gente de Asodecom y la Fundación Somoto y un especial abrazo a nuestras compañeras mallorquinas que han rascado nuestro corazoncito y que esperamos que pronto nos reencontraremos.

Día 22. A modo de ejemplo

Este jueves tuvimos la suerte de recorrer cerca de unas diez comunidades, con la compañía de miembros dela Fundación Somoto, encabezados por nuestro gran amigo Akiles. En ellas nos mostraron muchas de las viviendas construidas por los proyectos de Euskalfondoa. En cada una de las comunidades, como San Juan de Somoto, El Zapote, El Rodeo, El Sinchal… tuvimos la ocasión de conocer a los beneficiarios, mejor dicho beneficiarias de las viviendas, ya que, como reconocen los lugareños, debido a la cultura machista que se extiende por este territorio, los hombres de la familia deben de ceder el terreno a sus compañeras para que puedan recibir la vivienda, requisito este indispensable e innegociable. Nos informaron de otros de los requisitos como, familia de más de cuatro miembros, niveles de pobreza, hacinamientos en las viviendas… En las conversaciones con las beneficiarias pudimos dar cuenta de la extrema pobreza en la que viven algunas de las personas por aquí, las necesidades diarias con las que conviven y las dificultades que se les plantean cada día para llevarse algo de comer a la boca. No obstante, en ocasiones pudimos observar que prefieren tener un televisor a algo que comer, cosa que en palabras del mismo Akiles es por la falta de educación y de visión de futuro por parte de las familias.

En las comunidades también tuvimos la oportunidad de conversar con los diferentes lideres de las mismas, gente humilde al servicio de sus vecinos y que son ellos los que estudian los casos y mandan las solicitudes a la fundación, que después de valorarlas y ya sobre el terreno deciden quien van a ser las beneficiarias de cada ejercicio siguiendo los mismos criterios. En concreto, en las comunidades de El Zapote y San Juan de Somoto, que trabajan coco con codo, sus líderes nos dieran la gran lección de dejar las diferencias políticas, uno Sandinista y el otro de la oposición y trabajar por el bien común, algo de lo que podían aprender nuestros políticos, que ya va haciendo falta, y pensar algo en los ciudadanos trabajando todos, dando igual los colores, por el bien común. Y ahí queda eso.

Un Abrazo

Dia 20 y 21. Trabajando como perras.

Como ya teniamos programado esta semana hemos dedicado nuestras tardes a dar un curso de capacitación a las profesionales de la residencia, para que así a nuestra marcha puedan seguir haciendo lo que nosotros/as hemos ido realizando durante este tiempo. Creemos que esta es la mejor opción, ya que de nada sirve ponerles la miel en la boca y más tarde quitarsela, por lo que hemos intentado dar los pocos conocimientos que tenemos de una forma didactica a la vez que dinamica, tambien dejaremos aquí todo el material que trajimos desde alli.

Nota: Arantza te echamos de menos, cuentanos algo.

Un Muxu muy pero que muy fuerte!

Día 19. ¡Que viva Sandino!

Por fin visitamos León, una de las ciudades mas importantes de Nicaragua, debido a su valor histórico, por la arquitectura colonial de sus calles; y por ser la capital de Nicaragua durante muchos años, cosa que cambió por las diferencias ideológicas que existían entre Granada, conservadora, y León, liberal, pasando a ser la que hoy es capital, Managua.

León también se caracteriza por ser la cuna del movimiento sandinista. En ella comenzó la rebelión estudiantil, lo que trajo consigo la muerte de varios estudiantes a manos del ejercito somocista. Prueba de ello se puede ver por las calles de la ciudad en los diferentes murales que predominan en los muros y paredes. Gran parte de ellos, cuentan diferentes hechos de sucesos puntuales de la historia.

Esta ciudad es una de las ciudades de obligada visita en la estancia en Nicaragua, por el valor histórico ya mencionado y por la belleza de sus calles y patios al estilo colonial. Algo que queda demostrado en la majestuosidad de su catedral, que es patrimonio de la humanidad. Desde la misma, pudimos contemplar una gran panorámica de toda la ciudad y de los once volcanes que la rodean. De hecho, la erupción de uno de ellos, fue la causante del cambio de ubicación de la ciudad.

Y con esta ruta histórica, en la que también pudimos calmar nuestras ansias consumistas (hasta Irati compró algo…) finalizamos nuestras mini-vacaciones, volviendo de nuevo a caer de golpe en la cruda realidad, incrementada por un suceso que ya explicaremos a nuestra vuelta. Así todo, esto no hace que sigamos con la ilusión y la sonrisa.

¡Un saludito y a sonreír todo el mundo! Nosotros lo hacemos.

Residencia de la 3° edad Monseñor del Carmen Zuazo

Os mostramos un video- resumen con las fotos que hasta ahora hemos capturado en la residencia. Esperemos os guste tanto como a nosotros y a ellos.

Dias 16, 17 y 18. Paraíso nicaragüense

Este fin de semana los intrépidos copulantes se embarcaron en una nueva aventura: descubrir el Pacifico. Tras varios días de duro trabajo todos necesitábamos este paréntesis y es por ello que decidimos ir a las Peñitas, lugar de turisteo playero.

Por ello, el viernes después de comer comenzamos otro largo viaje en autobuses hacia el ansiado destino. En la estación de autobuses nos encontramos con las mallorquinas, que también iban ese fin de semana al pacifico, y sin saberlo habíamos “agarrado” el mismo hotel ¡Esto empezaba a pintar todavía mejor! Habíamos aumentado nuestro grupo, y con ello nuestras ganas de pasarlo bien.

Como en este país la improvisación es algo que tienes que llevar siempre en la mochila  (o en la riñonera) preparada para la batalla, el autobús que debía salir a las 6.30 pm se fue cerca de 20 minutos antes dejándonos tirados y a la deriva, se ve que el señor conductor tenía hambre para cenar. Tras este imprevisto nos vimos en la obligación de alquilar un autobús privado para el nuevo equipo de copulantes. Finalmente y con una gorra menos y un intento de asesinato por parte de una de esas cosas de madera que crecen en la tierra y desprenden ramas y hojas a modo de brazos, es decir, un árbol, pudimos por fin llegar a nuestro destino, descubriendo que aquello sino era el paraíso, podía estar cerca de ello, y eso que era de noche y como es habitual en este país, no había luz.

Recuperamos fuerzas con una cena que nos supo a gloria. Después de tanto gallopinto y carne de res, pudimos degustar un sabroso pescado en una terraza bajo la luz de las velas acompañados del susurro del mar y de una brisa marítima que como no, atrajo hacia nuestra compañera Irati, un ser vivo  volador, que por su tamaño se asemejaba a una avestruz y que dejo algo que le sobraba sobre el pantalón de nuestra indignada y asustada copulante, lo que hizo que todo el complejo supiera de nuestra llegada.

Al día siguiente pudimos contemplar en todo su esplendor el lugar en el que estábamos. Las habitaciones eran unas cabañas ecológicas de madera, decoradas con gusto y muy acogedoras, que no tenían nada que envidiar a la mejor suite del mundo. Eso sí, disponían de unas letrinas secas, cuyo funcionamiento era un tanto ortodoxo y difícil para nuestros copulantes, ya que lo que conocemos como “bomba”, consistía en este caso en arrojar un puñado de cal viva, pero, solo para aguas mayores. Las aguas menores, debían ir dirigidas hacia otro departamento, incluso en el caso del sector masculino, que consistía en un cubo no lo suficiente elevado, lo que dificultaba la puntería. Con el fin de que no se juntasen ambos fluidos en el mismo depósito las aguas menores iban directamente a nuestra madre tierra, quedándose atrapadas las restantes en un habitáculo de interesante vista panorámica. Bueno, por si alguien esta comiendo mejor dejar este tema de lado y centrarnos en otros que os interesaran más.

Tras desayunar fuimos de visita a la isla Juan Venado, acompañados por el capitán Miguelito, que lo de lito puede ser discutible, ya que fue campeón nacional de culturismo en Nicaragua y Costa Rica. Lo que le proporcionaba un gran salario pero que decidió cambiarlo para así poder hacer realidad su sueño de ser pescador. Con él tuvimos un viaje en barca muy agradable, y nos enseño y hablo de toda la fauna y flora del lugar. Veía hasta el animal más escondido y camuflado. También colaboramos con el desarrollo de la flora de la isla, plantando el mangle característico de la misma. El trayecto en barca también incluía bañito en la playa. Por fin disfrutábamos del pacifico, lugar que ninguno de nosotros conocía. ¡Vaya mar! De pacifico solo tiene el nombre, porque su fuerza es brutal. Así todo, tenía una temperatura ideal, y el paisaje era increíble.

Llego la hora de comer, y fuimos a un sitio recomendado por nuestro super capitán, en el que pudimos degustar entre otras cosas, langosta, por un precio más que envidiable, pero que se hizo de rogar más de lo debido. Ya sabéis, el ritmo caribeño característico de aquí, fue todavía mayor.

Ya con la tripa llena, empezamos nuestros turnos con un masajista, que empleaba técnicas naturistas. Y que aparte de enseñarnos muchas cosas, ¡nos dejó como nuevos! Es más, le causamos tanto interés, que por la noche nos vio y nos dijo que le interesaría mucho quedar con nosotros a la mañana siguiente para explicarnos unas rutinas de estiramientos, que nos vendrían bien, ya que observó que éramos un grupo con facilidad para tensionarse.

Por la noche, y después de cenar, fuimos a un chiringo de la playa a tomar algo, porque nos habían invitado a ello, esa misma mañana. En este caso, también se unieron al grupo la dueña del hotel y su hijo. La mujer es una francesa que decidió cambiar de aires y dejarlo todo, para montar su negocio en Nicaragua. Para ello renovó el lugar en el que actualmente está el hotel, y montó este negocio tan acogedor. Se llama “Barca de Oro”, y es totalmente recomendable, porque recibimos un trato muy amable, incluso se aprendieron nuestros nombres, y se interesaban mucho por nuestro bienestar. ¡Un lujo al alcance de cualquiera!

La fiesta en la playa, resulto no ser tanta, ya que habían cuatro gatos, por lo que nos quedamos contemplando el cielo. Un cielo más cercano y con más estrellas que el de allí. Incluso pudimos contemplarla Vía Láctea, Marte y miles de estrellas fugaces. También vimos la luna por primera vez en este país, que como todo lleva ritmo caribeño, saliendo como pronto a la una de la mañana. ¡Con razón no la habíamos visto! La verdad que es un cielo que no se nos olvidará nunca.

El día siguiente comenzó con un exquisito desayuno, que nos cargo las pilas para nuestra sesión de estiramientos con el masajista. A esta sesión también se incorporaron la dueña y una empleada. Finalizada la clase, y con un cuerpo todavía mejor (en algún video os enseñaremos los estiramientos para que así vosotros podáis destensaros y vivir mas relajaditos), fuimos a la playita. El día fue más nublado, pero igualmente pudimos disfrutar del solete.

Después de la comida seguimos con nuestras actividades, esta vez tocaba paseo por la playa en caballos. Algo que gusto más a unos que a otros, ya que había algún caballo que era indomable, sino preguntarle al intrépido Jon, ¡su cara era todo un poema!

Por la noche, y habiendo disfrutado de la increíble puesta de sol, volvimos a la playa a disfrutar nuevamente del cielo. Esta vez, estuvo más nublado, pero el momento y la compañía fueron buenos, por lo que lo disfrutamos igual.

Y con esta buena sensación nos despedimos del pacifico. La mañana siguiente tocaba viaje y había que descansar.

Para finalizar, decir que este lugar nos ha demostrado que en Nicaragua existen diversidad de mundos diferentes, y que es un país increíble y recomendable a todo el que quiera vivir algo diferente. Nosotros nos hemos ido de allí con la idea y la ilusión de poder disfrutar de esto otra vez más.

Un saludito, y ya sabéis, toca visitar “La Barcade Oro”, en las Peñitas, Nicaragua.

PD: Perdón por la chapa, pero es que había mucho que contar, y sino solo decir que al que no le guste leer que vea el video.

Día 15. Un tortazo en toda la cara

Tras disfrutar de la compañía de nuestros abuelillos y abuelillas, escuchar sus increíbles historias, ir un poco a misa en la propia residencia y jugar con la pelota en un partido de básquet muy disputado por nuestros viejillos, componentes de Asodecon y dela Fundación Somoto nos ofrecen una visita guiada por una pista pedregosa hastala Comunidades Hermanos Martínez, donde pudimos visitar un comedor infantil y parte de las viviendas ( hasta un 97% de todas las de la comunidad) financiadas por Euskalfondoa. Y como bien dice el dicho “Más vale una imagen que mil palabras…” Nota aclaratoria: Este fin de semana el grupo de los tres mejores copulantes de todo Güeñes y parte del extranjero fronterizo con Zalla, nos vamos a tomar, lo que creemos, un merecido descanso en las playas paradisiacas del pacifico por lo que hasta como pronto el lunes no esperéis noticias nuestras. Un Abrazo muy fuerte a toda esa gente que sigue incondicionalmente este blog que menos serio es de todo, pero es lo que hay.

Días 13 y 14. Hay que ser un poco Che.

El día comenzó temprano, sobre las 7 y media de la mañana teníamos que estar enla Alcaldíade Somoto para agarrar el bus en el que viajaríamos hasta Managua. Como buenos copulantes que somos, tuvimos la suerte de viajar en el mejor Bus del pueblo que incluso contaba con un refrigerio y un posterior almuerzo patrocinado por Daniel Ortega, candidato del FSLN para las próximas elecciones del País y actual presidente del mismo, para llegar con fuerzas a vitorearle. Claro esta que el Autobús, como el resto de autobuses de Nicaragua, eran gratuitos y estaban al servicio de todos y todas las fieles que como nosotros aguantaron viajes de hasta 8 horas y más para ver a su pequeño dios alardear de relaciones internacionales, todo esto entre una marabunta de cerca de 600.000 personas, una parte de ellas, dispuestas a cambiar de sitio algunas de las pertenencias de estos tres cheles.

Tras un par de horas un tanto desconcertantes, nos reunimos con nuestro amigo Aitor, siempre al pie del cañón y al servicio de estos tres pobres individuos, y que tubo la amabilidad de prestarnos por segunda vez su piscina para refrescar nuestras ideas y sentirnos un poco más limpios (Mensaje par Aitor: Igual tienes que cambiar el agua después de nuestro baño, lo sentimos). Más tarde y con la compañía también de Silvia, compañera de Aitor, degustamos una sabrosa cenita enla Tasca Kiko, aunque debemos de decir que como la tortilla de Amama ninguna.

Ya al día siguiente, y con las pilas cargadas nuestro excepcional guía Aitor nos llevo hasta el volcán Masaya, donde disfrutamos una vista impresionante de su cráter aromático y de los paisajes de alrededor. Más tarde y después de degustar un quesillo, plato típico de Nicaragua, pudimos dar rienda suelta a nuestras ansias de consumismo en uno de los cinco mercados de Managua, el cual nos dejo una tanto impresionados y que podréis ver parte de él en el video que acompaña a esta crónica.

En la vuelta en el autobús presenciamos un accidente de un vehiculo que transportaba azúcar, en el se encontraba el pobre conductor aún atrapado mientras nosotros escuchábamos en el autobús frases celebres como “Que pena de azúcar…” y podíamos ver  como los corresponsales de los noticiarios de este País buscan el morbo por el morbo, tomando imagines frías e intentando incluso entrevistar al atrapado, para que se fijen ustedes de que valor tiene la vida humana en un País como este.

En el regreso a casa, como no, volvimos a la realidad y tras una tormentilla tropical, nos encontramos todo el pueblo sin luz y sin nadie en la casa que nos explicase lo que ocurría, lo que hizo tambalear en cierta manera los nervios de nuestra compañera Iratí.

Esta vez no nos queremos despedir, así que ahí os quedáis.

Un Abrazo

Día 12. Only text

Tras ausentarnos unos días de la residencia y una pronta recuperación volvimos a nuestro trabajo. Probamos una nueva actividad con globos que gustó mucho a nuestros viejitos. La técnica consistía en explotarlos globos  mediante un abrazo.

Después de comer, realizamos la conexión de skype con nuestras familias, que ya tocaba. Tras la videoconferencia, que siempre nos renueva la energía, continuamos con nuestra ruta por Somoto conociendo asociaciones. Esta vez era el turno de ITZA, asociación que ayuda a mujeres maltratadas, y del que posteriormente realizaremos un video. El trato en la asociación fue muy bueno, y muy interesante.

Ya por la “noche” el hambre apretaba y fuimos a cenar, pero esta vez teníamos ganas de dejar de lado la comida nicaragüense, y fuimos a una  pizzería, en la que pudimos degustar una pizza dulce. Así todo la disfrutamos como nunca.

Y con este nuevo sabor nos fuimos a dormir prontito, con la ilusión y las ganas de que llegara el siguiente día, nuestra visita al 19 Julio, fecha importante aquí en Nicaragua, que explicaremos detalladamente en nuestra próxima crónica.

Días 9, 10 y 11. ¿Cómo no? Telebista

Para este fin de semana hemos optado por hacer algo distinto. En esta crónica audiovisual se resume todo lo que ha pasado durante esos días. Esperemos que os guste!!!

AVANCE INFORMATIVO 2

Debido a que los copulantes están de viaje por la capital Nicaragüense, no habrá actualizaciones hasta el jueves. Rogamos disculpen las molestias. Un saludo. PD: Recordamos que existen hojas de reclamación en las oficinas de gugaz. Cualquier duda, consulten a Arantza. PD2: Hacemos saber que se ha abierto un número de cuenta para sufragar el gasto de toñas de los copulantes. Consulten también a Arantza.

Día 8. El verano ya llegó, ya llegó…

Noches alegres, mañanas tristes. Las integrantes femeninas del equipo de copulantes corresponsales en Nicaragua, han tenido problemas para despegar las sabanas. Pero como buenos responsables, hemos llegado a la residencia puntual puntuales, aunque con condiciones higiénicas que dejaban algo que desear… Hemos realizado nuestro trabajo como todos los días y empezamos a notar los frutos de lo que hemos venido hacer. Por fin el camión con ritmo caribeño que traía los pinchos (que no de tortilla sino de Internet) ha llegado a la ciudad y hemos podido tener nuestra dosis de Skype con nuestros seres mas queridos, algo que creo que todos íbamos necesitando. Ya por la tarde, después de organizarnos un poco la vida y aun más nuestra apretada agenda de visitas, hemos vuelto a hacer “ray” (hacer dedo), pero esta vez con más suerte que ayer y un amable Nica a tenido la bondad de acercarnos hasta la comunidad de Aguas calientes en su camioneta siempre con la melena al viento, algo que nos hizo mucha ilusión, donde nuestra amiga Ana Urchueguia tiene su residencia somoteña. Allí tuvimos la oportunidad de disfrutar de un fragmento de un culto evangelista que incluso nos invitaron a tomar asiento. A la salida volvimos a pisar un poco el suelo cuando unos chavalos nos perseguían para quien sabe que, pero no se me preocupen que más vale el diablo por viejo que por diablo, que salimos con elegancia del trance aligerando el paso y llegando hasta un bar conocido, donde refrescamos la tensión con unas toñas y ya cenamos unos jalapeños que han hecho que nuestras bocas aun ardan… Hasta mañana zorras (Despedida típica de las jóvenes nicaragüenses) Muxu haundi bat!!

Dia 7. Tá buuuueno.

El día de hoy ha comenzado como todos, ducha, desayuno, y paradita en la oficina de ASODECOM antes de ir a la residencia, para actualizar ese blog que tanto os gusta y visitáis.

Tras finalizar nuestro trabajo en la residencia, en el que cada día participan más y mejor los abuelillos y abuelillas, nos hemos ido a hacer unos recados, que ya las provisiones de la nevera escaqueaban, entre otras cosas esas queridas toñas, sobre todo para nuestra querida peque y jonny. En esta ruta de abastecimiento de la nevera visitamos por primera vez el mercado de Somoto, en el que nos sorprendieron las condiciones de la fruta, pero en el que compramos los plátanos más grandes que hemos visto en la vida. Esta mañana, también fue novedosa para Jon, porque por primera vez anduvo solo ante el peligro por las calles de Somoto.

Por la tarde, y ansiosos por seguir conociendo más lugares, emprendimos la aventura de “agarrar” un autobús, que como todo aquí llevaba ritmo caribeño. El destino del autobús era la frontera con honduras,  que no pudimos atravesar, porque nos cobraban dinerito. Así que con las mismas, y con toda nuestra desilusión nos volvimos para Somoto, y aprovechando que no llovía, subimos a uno de los miradores que existen. Desde aquí se contemplaba una vista increíble y de ella disfrutamos hasta la hora de cenar.

Esa noche, teníamos cena especial, más que nada por el horario de la misma, ya que fue más tarde de lo habitual, 8:30. Además se amplió el grupo, porque por fin conocimos a las chicas de Mallorca. Con ellas fuimos al karaoke, en el que lo dimos todo. Pero, como la cenicienta, a las 12 en casa, que al día siguiente era día de escuela.

Y con esto, despedimos la conexión recordando que podéis participar preguntando todo lo que queráis saber y conocer de este país.

¡Musu bat! ¡Y a jugar a pala!

PD: La peque dice que “Los katxissh” fueron nombrados en el karaoke.

 

AVANCE INFORMATIVO

Debido a condiciones adversas cuya solución está fuera del alcance del equipo de copulantes internacionales destinados sin medios hacia Somoto nos vemos en la obligación de anular la subida de crónicas hasta el lunes. En ese día prometemos subirlas. ¡Merecerá la pena la espera!

Se despide atentamente el Consejo de copulantes somoteños,

Un cordial saludiño

Dia 6. Only video

Dia 5. ¿Como no? un par de doses

La mañana empieza temprano con una agradable ducha bajo los cubos de agua de las lluvias de la noche de ayer. Nos dirigimos a la residencia donde por fin damos comienzo a nuestro programa animación, el cual es muy bien recibido por los abuelillos y abuelillas.

De allí partimos hacia la oficina de Asodecon donde nos brindaron la oportunidad de colgar todas las crónicas  que os debíamos. Más tarde Mari Lu nos acompaño a la alcaldía donde fuimos recibidos por el Alcalde Don Wilson Pablo “para servirle a usted y a la patria”, donde nos explico todos los proyectos del pueblo y nos dio la bienvenida. En el mismo edificio se encuentra la oficina de la delegación de Gugaz Somoteño, donde fuimos invitados a participar en un pronto futuro enla Radio, TV local y demás actividades.

Por la tarde ya después de comer, nos ganamos el papel de Gringos, por la gran ruta turística que realizamos por Somoto, dando que hablar a todos los lugareños. Hemos de decir que conseguimos sacar unas cuantas sonrisas. Acabamos nuestra ruta, con la visita a INPRHU, Instituto de Promoción humana, que pronto podréis conocer en un video detallado.

Un Saludillo para todos y todas esas vasquitos/as.

Un Muxu muy grande.

Dia 4. Siempre hay un rayo de sol entre tanta nube

Por fin parece ser que nos vamos encontrando un poco por aquí, por la mañana fuimos a la residencia donde todos los abuelillos y abuelillas nos ofrecieron una calurosa bienvenida e incluso cantaron en homenaje a ana por su cumpleaños. Allí, conversamos durante largo tiempo con la directora de la residencia y Mari Lú, y fueron ellas quienes nos explicaron la escasez de recursos financieros y de personal que sufrían, por lo que toda nuestra ayuda sería muy bien recibida.

Después del almuerzo, no tuvimos más remedio que permanecer en la casa por las lluvias torrenciales que cayeron, ya sabéis un poco de xirimiri. Utilizamos el tiempo para conocer a nuestra perfecta guía Briyith, y sus inquietudes, además de trabajar un poco, aunque parezca mentira, en la adecuación del programa a la realidad que aquí vivimos.

Ya por la tarde, fuimos a visitar uno de los barrios de Somoto algo más humilde y rural, donde  tuvimos la suerte de compartir parte de nuestro tiempo con unos niños y niñas que nos brindaron parte de su tiempo y muchas de sus sonrisas, a los que prometimos volver y seguro que lo hacemos.

Aprovechamos la ocasión para disculparnos por el retraso en la actualización del blog, (no contamos con muchos recursos y todo parece indicar que así seguirá) además de invitaros a que participéis con preguntas e ideas para nuevos videos, estamos abiertas a cualquier tipo de sugerencia. Por cierto, muchas gracias todos y todas que habéis recordado el cumpleaños de nuestra pequeña copulante Ana, de verdad que se agradece el animo recibido.

 Besarkada haundi bat para nuestras familias eta ondo segi.

 

Dia 3. Pisando tierra

Todavía sin haber cambiado la hora de Miami, Irati y Ana se despertaron a eso de las 4 de la mañana mientras, Jon, se había desvelado, gracias la intriga que le corría por las venas. Tras actualizar el blog y desayunar, Aitor  pasó a recogernos por la casa para poner rumbo a nuestro destino final: Somoto.

Con ello comenzamos otro largo viaje en “carro” por el “pequeño” Nicaragua despidiéndonos, a su vez, de la ciudad donde siempre es Navidad, Managua. Poco a poco, mientras ascendíamos al norte del país nos fuimos acercando desde las ventanillas y, al son de las explicaciones de Aitor, a la realidad actual.Comprendimos que las explicaciones de Aitor eran totalmente ciertas, ya que pudimos ver cómo todos los postes de las carreteras están marcados con los colores rojos y negros del “FSLN” (“el frente sandinista de liberación nacional”) y un número 2 que indica la casilla que hay que marcar para votarles.

Finalmente, llegamos a Somoto donde nos esperaban Aquiles y Marilú que demostraron estar a nuestra plena disposición. Con ellos conocimos la residencia donde trabajaremos durante este tiempo, las oficinas de Asodecom y parte de los proyectos de las comunidades que visitaremos próximamente.

Más tarde, junto con la compañía de Marilú y Aitor, llegó la hora de comer en “Carne asada”, que Aquiles nos recomendó. Pudimos saborear comida nika: tajadas de plátano verde frito, carne y gallopinto (frijoles con arroz).

Aprovechando que teníamos “carro”, nos dirigimos al supermercado para proveer nuestra nevera, que esperemos facilite nuestra integración. Tras finalizar las compras, Marilú nos enseñó la casa donde viviremos. Un sitio acogedor y en comparación con lo que hemos visto, dispone de todas las comodidades.  Como nuestra casa comunica con la familia que amablemente nos ha acogido, establecimos relación con la que será nuestra futura guía: Briyith. Ella fue la que nos acompañó a cenar al famoso restaurante “El Almendro” donde se crió el famoso Carlos Mejía Godoy, autor de la canción “Nicaragua, Nicaragüita” y la que nos puso al corriente de la actualidad somoteña.

Agotados de tanta nueva información fuimos a la cama esperando ansiosos de conocer Somoto de día.

Dia 2. El día esperado

Tras recibir los primeros rayos del sol con los ojos abiertos y después de unas tres horas de espera en el aeropuerto de Miami, Ana y Jon se embarcan en el avión con la expectación de Iratí, que no supo hasta el último momento si iba a tener asiento o no.

Con el cielo bajo nuestros pies, por fin llegamos a Managua donde nos espera Aitor Landa, representante de Euskal fondoa aquí en Centroamérica, con una agradable sonrisa y con un tortazo de calor y humedad,. Con un breve resumen nos acerca a la realidad del país donde nos encontramos, Nicaragua y realizamos nuestras primeras gestiones.

 Todavía muy desubicados y con el hambre apretando decidimos visitar a nuestro vecino de Gordexola en su “Tasca Kiko”, donde, y como siempre desde nuestra ignorancia, pedimos de una carta muy amplia, una digna tortilla de patata y una ración de croquetas, pero nuestra perfecto anfitrión nos brinda una serie de sus mejores platos regados con unas cuantas toñas y sangría dulzona. Por supuesto, totalmente gratis, algo agradecido para estos tres cooperantes escasos de fondos.

 Después de una larga sobremesa y recibiendo otro punto de vista de la realidad nicaragüense, viajamos cerca de una hora hasta Granada, ciudad colonial con grandes signos destacables y significativos en su arquitectura.

Más tarde, al regresar, nuestro amigo Aitor nos ofrece su casa y su piscina para saborear una toña fresca, no sin antes un refrescante y tranquilo chapuzón.

Nos volvemos a despedir aprovechando para mandar un mensaje tranquilizador a nuestra gente, vamos que estamos muy bien!!

 Besarkada haundi bat.

 

Día 1. El viaje interminable

Cuando el viernes, en Bilbao, no estaban encendidas ni las farolas pusimos rumbo a Madrid- Barajas donde tuvimos que esperar cinco horas en el aeropuerto y hora y media dentro del avión, entre tumbo y tumbo.

 Pero, antes de esto, Ana cambió de color, se asemejaba a alguno de los componentes de la familia Simpsons. El cambio de color tuvo consecuencias….en una bolsa de plástico. Intentamos visitar al médico, pero parece ser que este se encontraba peor que ella, pues le estuvimos esperando y no apareció.

 Finalmente, despegamos destino Miami. Un vuelo interminable en el que solamente nos dedicamos a comer y a dormir. También hay que resaltar que Jon mejoró su nivel de inglés, ejem.

 A la llegada a Miami, en la aduana, nos recibió un policía muy peculiar. No era el típico americano de película, todo lo contrario. Nos cantó canciones en castellano, incluso bromeó  con el nombre de Irati haciendo un juego de palabras (ir allí / ir-ati). A Jon se le quitaron todos sus miedos y parecía pez en el agua.

 Seguimos los pasos de entrada a USA a toda prisa. Reconocimos las maletas e incluso nos saltamos un control. Todo ello para llegar a la puerta de embarque de nuestro vuelo a Managua y perder el avión, algo que no nos supuso gran problema. American Aerlines tuvo la gran amabilidad de hospedarnos en un hotelazo en Miami. Pudimos saborear una auténtica hamburguesa americana con Coke y disfrutar de una cama que nos supo a gloria… dormimos mejor que en casa!

Un abrazo de los futuros copulantes.

Ya en Nicaragua!!!

Nuestros tres componentes del proyecto Gugaz Lankidetzan, acaban de llegar a Nicaragua y ya se han juntado a nuestro amigo Aitor Landa….

Obligados a visitar Miami

Ayer se retrasó el vuelo de Madrid, salimos con hora y media de retraso así que para cuando llegamos a Miami las puertas ya estaban cerradas. Nos dieron un hotel con autobus de ida y vuelta al aeropuerto. Estamos en el hotel y todo muy bien.Ya avisamos a Aitor por Skype y hemos quedado ahora en Managua a las 11.30 hora de allí. Ya escribimos cronica/video a la noche!

A modo de presentación

¡Hola! Somos Ana , Irati y Jon participantes del proyecto “Gugaz Lankidetzan”. Los tres somos del municipio de Güeñes, Ana e Irati de Sodupe y Jon de Zaramillo, tenemos 18, 23, 25 años respectivamente. Los tres somos estudiantes y esta va a ser nuestra primera experiencia en el ámbito de la cooperación internacional.

Este viernes día 8 comenzamos nuestra aventura destino Nicaragua. A nuestra llegada nos recibirá Aitor, coordinador de Euskal Fondoa en Centroamerica, y será nuestro tutor allí. Con el viajaremos hasta Somoto, lugar donde fijaremos residencia y desarrollaremos nuestro trabajo de Animación Socio-Cultural en la residencia de la tercera edad.

Agradecemos esta oportunidad tanto al Ayuntamiento de Güeñes, como a Gugaz y a Euskal Fondoa.

Gugaz Lankidetzan – Aurkezpena/Presentación

Si este verano no sabes muy bien donde parar y buscas vivir nuevas experiencias, conocer otro país y acercarte a sus gentes, pero sobre todo, si estás dispuesto a tender tu mano a otros, no lo dudes, participa en Gugaz Lankidetzan. Este verano tienes la oportunidad de viajar a Nicaragua, concretamente a la ciudad de Somoto para participar en un proyecto de cooperación en una residencia para la tercera edad en donde necesitan gente dinámica y con ganas de ayudar. Si estas interesad@ pregunta por este proyecto, porque si de verdad quieres involucrarte Gugaz te ayudará a realizarlo.

Más información y hoja de solicitud

Proyecto Gugaz Lankidetzan proiektua

View this document on Scribd

3 pensamientos en “Gugaz Lankidetzan 2011 – Somoto, Nicaragua

  1. Angel dice:

    Buenas!!! me gustaria contactar con ustedes donde lo podra hacer
    un saludo..

    Me gusta

  2. orlando lanfranco dice:

    me encantaria ir como ustedes lo hicieron, se ve que es un pais hermoso. . muy buenas tomas, los felicito.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Contador de Visitas

clocks for websitecontadores web